Como gregarios que somos hay cosas que preferimos hacerlas en compañía. Un clásico es quedar con tus amigos para ver esa exposición que tanto os apetece ver. Si antes dimos consejos para cuando vas al museo solo, ahora tienes otras recomendaciones para cuando vas en grupo.

Sigue el Plan

Si sois muchos la mayoría de los museos requieren que llaméis con antelación para reservar hora. Cuando se trata de ir en banda es mejor planificar la salida.

Arte Interactivo: el arte de la diversión

Hablar de arte es divertido. Sacarás más provecho de la exposición si hablas con alguien sobre tu perspectiva o escuchas la de los demás. Ojo! Sabiendo que muchos museos piden que estemos en silencio cuidad el tono; aunque en esta época en que nos comunicamos constantemente Sé que los museos de arte comando agradecimiento en silencio, pero en esta época, nos estamos comunicando constantemente y es por eso que estamos progresando.

No es un adiós

A veces está bien dividirse. No todo el mundo tiene los mismos intereses para ir a ver lo que te resilta más interesante.

El reencuentro

Si os habéis separado, fijad un punto de encuentro y hora específicas. Así, podrás centrarte en lo que te gusta disponiendo el tiempo como quieras.

Licencia para sentir

La experiencia artística está hecha para hacerte sentir y pensar. Deja que esto ocurra.
Estando con un grupo grande de personas es posible que no quieras mostrar tus emociones, pero si no lo haces no estarás pillando el tranquillo. Sé tu mismo; tanto si captas el significado y no te encanta como si, por el contrario, no alcanzas a comprender y sin embargo tienes una conexión con una pieza es parte de la experiencia. Siéntete libre, unas obras te gustarán y otras no, ¡nadie dice que tengas que admirar todas y cada una de las piezas!.