Original ¿verdad? Es un espacio neutral que no os compromete tanto si sale bien como si no… además, la exposición marca el timming!

Truco o trato

Propón el museo que te gusta o la exposición que tienes ganas de ver. También es una buena forma de darte a conocer. Hoy en día no nos sobra el tiempo y es una buena forma de hacer algo que te gusta en compañía original.

Intimidad en sociedad

El museo brinda la ocasión de que si hay un silencio no sea incómodo. Si los nervios juegan una mala pasada hay un hilo conductor del que hablar a priori.

Sé tú mismo

No trates de impresionar. La mejor forma de conocerse es siendo natural y la experiencia artística brinda de forma fluida mostrar lo que piensas y sientes.

Qué pasa si…

Opción A: Has quedado con alguien que no te va.

No pasa nada, al menos no has perdido el tiempo y hasta puede ser una buena anécdota. Además, terminada la visita no os compromete a nada más.

Opción B: Hay feeling

Love is in the air? Enhorabuena! El contexto es genial: arte y belleza. Por qué no seguir hablando en las áreas de descanso o en la cafetería?

Si la cosa va bien se convertirá en un recuerdo bonito y quizás una buena tradición seguir visitando museos!